La Casa Museo Platón Páramo en Oropesa

comparte

La casa museo Platón Páramo en Oropesa, conserva una de las mejores colecciones de cerámica de Talavera con especial interés las manufacturas elaboradas en los inicios del alfar de Ruiz de Luna cuando Platón Páramo y él, confiaron en su instinto y se embarcaron en la hermosa tarea de resurgir de la Cerámica de Talavera que tanta fama alcanzó en nuestro Siglo de Oro.

Fachada de la casa museo de Platón Páramo en Oropesa.
Acceso a la Casa Museo c/ Hospital, 17. Oropesa (Toledo).

En mayo de 2007, la sociedad Artesanía Nava S.L. adquiere la propiedad del inmueble. Posteriormente, lleva a cabo una laboriosa y encomiable restauración, respetando los antiguos emplazamientos de los restos cerámicos y arqueológicos. Estos restos, junto con objetos de la misma época, se han ido incrementando y deslumbran a todo aquel que los visita.

La Casa Museo Platón Páramo en Oropesa es también alojamiento y tienda de labores de Lagartera, abrió sus puertas en marzo del 2022, nos dice su propietario Jose Luis Jimenez, «Decidimos respetar la distribución original de la casa que sólo tiene cinco habitaciones. Además, iniciamos un proceso de estudio, recuperación y rehabilitación de aquellos elementos singulares y artísticos que debían protegerse. Así como la habilitación de un espacio para una tienda de artesanía con artículos muy especiales y dando especial importancia a los mantones de Manila, que son el producto que identifica a nuestra marca: Artesanía Nava.»

Zaguán de la entrada.
Portamaceta en azul sobre fondo de esmalte blanco, nº 301 del 2º catálogo editado Ruiz de Luna (1915).
Cipo funerario islámico medieval siglo X, la inscripción principal, situada en su frente en líneas horizontales y en caracteres cúficos sobre un fondo rehundido, característico de Toledo, ofrece información sobre el difunto al que está dedicado.
Yeserías enmarcadas por cintilla de azulejos de arista; zócalo nº 18 del catálogo 1º de Ruiz de Luna y capitel del S. XVI en piedra con hojas de higuera procedente del convento de franciscanos de Oropesa.
Franqueamos la puerta y accedemos al patio principal.
Franqueando la entrada, a la izquierda, nos encontramos con la imagen de la Virgen del Prado y un zócalo de la primera época de la fábrica de Ruiz de Luna.
Reproducción en cerámica del cuadro de las lanzas de Velázquez.
Fiesta popular lagarterana.
Murallas de Talavera con dedicatoria a Platón Páramo.
Zócalo característico de la primera época de Ruiz de Luna, cuadro central con pequeño medallón ovalado con motivo de montería acompañado de ferroneríes y delgadas hojas de acanto, en los laterales adornos a candelieri cercado el conjunto con cenefa de ovas y olas, predominando en el conjunto, los tonos verdes.

En el patio es de admirar una de las más bellas portadas de yesería mudéjar del siglo XV procedente del Palacio de Torrijos, conocido como Palacio de Sessa y Altamira o de los Cárdenas-Enríquez. En su escudo figuran las famosas SS en recuerdo del señalamiento de Cárdenas a la Reina Católica de Fernando, su futuro marido, ese, ese, que disfrazado para ocultar su persona paseaba por Valladolid.

Lateral tercero del patio.
Reproducción del mural procedente del palacio de Sessa y Altamira, por Tomás Santis de Oropesa.
Vista lateral cuarto del patio central.
Bajorrelieve reproducción en terracota de la Madonna con el Niño de Antonio Rossellino catalogada con el Nº 428 del 2º catálogo de la fábrica Ruiz de Luna.
Zócalo con escena de montería y mural con Virgen de cerámica de Triana.
Tondo de terracota, al estilo de Luca della Robbia, bajorrelieve del escultor Mariano Benlliure.
Firma Ruiz de Luna Guijo y Cia. en uno de los zócalos.

Por el patio principal accedemos por una puerta de dos hojas estilo gótico, a una sala donde se expone la colección de cerámica de Talavera, cuadros, yeserías, terracotas y una excelente vidriera.

Por el patio central accedemos, por la puerta de estilo neogótico, a la sala museo.
Vitrina, en la sala museo, con cerámica de Talavera.
Fragmento en terracota, en esta sala, de la fuente de los niños, fruto de la colaboración del escultor Mariano Benlliure con la fábrica Ruiz de Luna.
Terracota, en la sala museo, mujeres estilo modernista.
Plato con adornos de grutescos de Ruiz de Luna.
Plato policromado de montería de autoría de Ruiz de Luna.
Plato en azul con el Quijote a caballo y Sancho de la fábrica de Ruiz de Luna.
Yeserías, terracota, casetones de madera, platos cerámica de Puente, lápida romana, mueble con azulejos de arista.

Platón Páramo, a través de las ideas de la Institución Libre de Enseñanza, promueve el fomento del estudio e investigación del patrimonio cerámico perdido. Además, revitaliza el interés por la cerámica tradicional española, siendo uno de los impulsores junto con otros inversores y pintores de lo que más tarde se convertirá en la recuperación de la cerámica de la comarca de Talavera. Asimismo, juega un papel fundamental en el impulso de las artesanías textiles y de bordados.

Para Páramo y sus contemporáneos, la formación de una sociedad requiere un profundo conocimiento del país, su historia y sus expresiones culturales, incluyendo el folklore y la artesanía. Estos conceptos están arraigados en la corriente intelectual de principios de siglo, que enfatiza la importancia de la tradición para los pueblos. En este contexto, se comienza a apreciar la vivencia estética, siguiendo la síntesis estético-ética recogida por Krause del platonismo, que fusiona lo bello, lo bueno y lo auténtico.

Mientras que para Francisco Giner, el arte representa un mero placer efímero y sensual para los frívolos, para aquellos sanos y cultivados constituye uno de los elementos más profundos y serios de la educación racional humana.

Por la escalera que parte del zaguán de entrada, accedemos a la planta alta donde se sitúan los cinco dormitorios con los nombres de personajes significativos del edificio: Ruiz de Luna (1), Platón Páramo (2), Condes de Oropesa (3), Gredos (4) y Joaquín Sorolla (5).

Pequeña sala llena de encanto con chimenea adornada con cenefa cerámica, suelos con plaqueta de barro encerada y olambrilla cerámica.
Subimos la escalera y accedemos a la galería, admiramos un excelente mural de Cerro en cerámica de Talavera dedicado al pintor Joaquín Sorolla.
Cuadro azulejos policromados a modo de candileri.
Cuadro de azulejos repetición policromados, Nº 18 catálogo de Ruiz de Luna.
Cuadros azulejos de repetición, en policromado llamado del clavo y de granada en azul.

En otra sala nos encontramos con este portamacetas en cerámica de Talavera, Ruiz de Luna.

Azulejos de repetición gratamente reutilizados en los cabeceros de algunos dormitorios.

En una de las estancias nos encontramos esta orza en tonos azules, corresponde al número 27 del primer catálogo de Ruiz de Luna.

Un acierto este mosaico realizado con restos de azulejos cerámicos.

Azulejos de cerámica talaverana, también en los asientos bajo ventana.

Reja de locutorio conventual con zócalo de azulejos de Talavera.

Agradecimientos:

A Carmen Nava y Jose Luis Jimenez, propietarios, por su hospitalidad y felicitarles por su obra «tan bien hecha» y a todos los que han colaborado con verdadero entusiasmo, como Luis César del Puerto Marín, José Luis Almoguera Cabrera y en especial a Ángel Sánchez Cabezudo doctor enamorado de nuestra cerámica de Talavera y Puente.

A David Miguel Rubio por darme a conocer esta magnífica casa de Platón Páramo

A Juan Antonio Ruiz de Luna por acompañarme en otra visita que hicimos a la casa y facilitarme unas excelentes fotografías de la misma.

Bibliografía consultada:

«Memoria histórico-Artística de la Casa de don Platón Páramo para proyecto de rehabilitación. Oropesa. Toledo»

Autores: José Luis Almoguera Cabrera y Luis César del Puerto Marín.

No dejéis de visitarla…

También podría gustarte...

Representa la fachada del edificio en la Calle San Bernardo 112 Madrid

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *